LA CARTA DEL VIAJERO

Dos mundos se encuentran cada vez que una persona se mueve de un país a otro. Somos viajeros, turistas, descubridores, todos estamos por turnos, pero sin la menor duda podemos hacerlo. Siempre un invitado, los países que visitamos con tanto placer son nuestros huéspedes, toda la felicidad de un viaje puede basarse en esta relación a veces delicada.

Hay muchas formas de viajar, de comprender otros entornos, pero inevitablemente dejamos huellas en nuestro camino. Cálido, generoso, discreto, peligroso e inalterable a veces. Aprendemos un poco más con motivo de nuevos viajes. Cada región es diferente y, sin embargo, a menudo nos enfrentamos a las mismas preguntas, dudas y nuestras propias certezas. Queríamos reunirnos en una CARTA DEL VIAJERO, lo que creemos que es el comportamiento más representativo de las actitudes o las actitudes para fomentar. Aprendiendo a descubrir otras culturas sin juzgarlas, confiando en el sentido común y teniendo en cuenta algunos consejos, todo esto parece una promesa de un hermoso viaje, pero también un desarrollo sostenible de nuestro planeta.
AGRADECIMIENTOS
Quisiéramos agradecer a todos aquellos que contribuyeron al desarrollo de este texto. Su distribución es una de las muchas condiciones para obtener la certificación para un Turismo Responsable de acuerdo con los criterios desarrollados por ATR (Actuación para el Turismo Responsable).
Este texto tiene para nosotros únicamente una vocación pedagógica. Las propuestas hechas y el “consejo” dado son solo la recopilación y configuración de nociones que todos ustedes conocen. Sin embargo, creemos que este pequeño recordatorio solo puede ser beneficioso. ¡Que tengas una buena lectura y sobre todo un buen viaje!

EL RESPETO ES LA GARANTÍA DE UNA MEJOR REUNIÓN
EL DINERO, LOS BIENES, LA COMIDA, NO TIENEN EL MISMO VALOR EN TODAS PARTES
La diferencia en el nivel de vida entre el viajero y la población del país de acogida, donde existe, puede causar malentendidos y desviaciones. Ser alojado en un pueblo o familia es, en algunos casos, un gran sacrificio para las comunidades locales. Lo que se ofrece al viajero, al igual que lo que ofrece, debe medirse en valor local. SOLO LA HUELLA DE NUESTROS PASOS
El espacio natural y los sitios culturales son a menudo los principales atractivos turísticos de un país y la primera motivación de los viajeros que van allí. Por lo tanto, los viajeros tienen una responsabilidad hacia el medio ambiente del país anfitrión. EL PATRIMONIO CULTURAL REGISTRADA LA HISTORIA DE LAS GENERACIONES FUTURAS
Las principales causas de la degradación de este patrimonio extremadamente vulnerable incluyen las restauraciones inadecuadas, la contaminación, el mal tiempo y el impacto del turismo. Los gestos simples, como acariciar una estatua de mármol o un fresco, provocan un desastre cuando son repetidos miles de veces por visitantes más o menos sofisticados. Estos sitios son inalterables, se piensa, y como han sobrevivido durante siglos, son eternos… ¡Nada es menos cierto! Cuando viaje, tenga presente este pensamiento. Si bien esta conservación requiere la intervención de especialistas, gobiernos locales e instituciones internacionales (como la UNESCO, ICCROM), también presupone un esfuerzo colectivo y conciencia individual.

Mientras disfruta de este patrimonio, evite:
obras de arte, sitios o monumentos degradantes, especialmente con graffiti a menudo indelebles, comprar objetos o restos que puedan provenir de sitios saqueados, recolectar objetos arqueológicos o culturales de valor histórico o simbólico único, informes de “recuerdos” que forman parte del patrimonio natural, incluido el agua, piedras y objetos en movimiento, sitios de escalada, golpear las paredes decoradas con frescos con su mochila, depositar basura y dejar basura detrás de usted … y asegúrese de respetar las medidas tomadas por las autoridades gubernamentales para regular los flujos de turistas o la entrada en los sitios, así como las políticas de mejora, trabajos de restauración y preservación de monumentos.

PARA MÁS INFORMACIÓN
Conscientes de que, si bien las actividades turísticas a menudo tienen efectos beneficiosos en el desarrollo de los países y las poblaciones visitadas, también pueden tener efectos adversos e indeseables en el equilibrio social, cultural y ambiental de estos países. Varios operadores turísticos, particularmente sensibles a estos temas, han decidido trabajar juntos para formalizar y armonizar los valores comunes que los impulsan y sus prácticas profesionales. Así nació en marzo de 2004, la Asociación de Tours de Operadores Temáticos (ATT) que creó la certificación Hacia un turismo responsable.

Sus acciones:

Etiquetado de profesionales.
• ATR ha pensado y desarrollado un sistema de referencia que incluye criterios que cada solicitante de la etiqueta debe cumplir. Esta verdadera carta de calidad y progreso hacia la implementación de un turismo más responsable.

Certificación
Alentar el desarrollo del turismo cualitativo para un verdadero descubrimiento de las regiones anfitrionas, garantizar que los beneficios económicos se distribuyan de manera más adecuada entre los interesados en los viajes, respetar los usos culturales y las diferencias de las regiones de la región. Bienvenido, respetar el medio ambiente y el patrimonio cultural y natural, informar de manera transparente y sincera.

Apoyo a las acciones conjuntas de solidaridad

Dirigido hacia los países del “Sur”, en tres ejes: comunidades locales, medio ambiente y patrimonio cultural, es uno de los criterios obligatorios para obtener la etiqueta.
RESERVACIONES



FACEBOOK

PAGUE AQUÍ CON:
Ir Arriba

UBÍQUENOS
Dirección: Q’ello Q’ello S/N, Pacchanta, Ocongate, Cusco - Perú

LLAMENOS
Teléfono de Oficina: 0051 983003505

ESCRIBENOS
Para mayor información escribenos a este E-mail: info@andestravelers.com
SÍGUENOS



Condiciones de Uso | Política de Cookies | Política de Privacidad

© Copyright 2019, Andes Travelers - Todos los Derechos Reservados.    |      Diseño Web: Publinet