ANTES DE LA EXPEDICIÓN

Antes de iniciar la expedición a la Cordillera Vilcanota, Ausangate, Montaña de Colores y otros destinos importantes del Cusco, usted como montañero y viajeros debe hacer los siguientes pasos para su viaje sea un éxito:

1. Planificación
Permite ir a la montaña de forma más segura. Es la fase principal de nuestra organización antes de subir y permite definir bien cuáles son los objetivos de la actividad. Te recomendamos analizar la logística, el clima, la ruta, los participantes y la cantidad de días. Gracias a la planificación podrás identificar el equipamiento adecuado, la cantidad de comida, tu modo de transporte, etc. Si varias personas participan de la salida, es importante que cada miembro del equipo conozca esta planificación.

En definitiva podríamos decir que una de las claves del éxito para una buena salida de montaña es la planificación.

2. Formación
Existen clubes que dan clases de montaña básica, técnicas invernales y escalada, aportando imperdibles herramientas para aprovechar al máximo tu experiencia en la montaña.

En un curso podrás aprender técnicas de trabajo con cuerdas, primeros auxilios, orientación, técnicas de rescate, escalada, y lo más importante, conocerás buenos compañeros y seguramente una cordada inseparable en tus aventuras.

Esta es una alternativa 100% recomendable, ya que te prepara de una forma mucho más sólida para la experiencia. Debemos tener en cuenta que como en toda actividad, en la montaña hay muchos factores de riesgo los cuales debemos prevenir.

3. Equipo

¿Quién no ha dicho: tengo frío, tengo calor, estoy mojado, estoy congelado? Es por eso que ¡tenemos que salir preparados!

Según nuestra planificación, podremos seleccionar nuestro equipo en base a los siguientes factores: el clima, la temperatura y el tiempo que durará la actividad.

Consejo: para aprovechar al máximo tu salida, equípate con ropa cómoda y amplia, bototos para que soporten bien tus tobillos, bastones para el equilibrio de nuestro peso, lentes de sol, bloqueador, gorro, guantes, una linterna, y una mochila cómoda. Adicionalmente, siempre es bueno llevar ropa de cambio limpia para la vuelta. Si te vas por más días debemos pensar en los siguientes elementos, equipo para cocinar (cocinilla y gas, entre otros), carpa, saco de dormir y colchoneta.

4. Alimentación
En una salida de montaña gastaremos mucha energía, por lo tanto debemos buscar una forma de compensar este gasto. Es importante trabajar la hidratación previa a la salida y durante esta, se recomienda alimentarse en base a una dieta balanceada, que contenga carbohidratos durante la noche antes a nuestra salida. Por otra parte, no se puede olvidar llevar alimentos calóricos como raciones de marcha durante el esfuerzo físico.
Dependiendo de la planificación, contempla la cantidad de comida y agua suficiente para los días previstos. Recuerda que el agua es como la gasolina para nuestro cuerpo, no la olvides.

5. Seguridad
Es una fase muy importante que comienza desde nuestra planificación, debemos estar alerta y ser muy responsables.
Antes de irte, avisa a un cercano sobre tu salida, tu ruta, el día y hora aproximada de tu retorno, también te recomendamos dar aviso de tu salida a la policía o a socorro andino, para que en caso de algún inconveniente se accione un plan de rescate si fuese necesario.

Durante la actividad siempre lleva tu botiquín, una manta térmica, una radio para comunicarte con gente de los alrededores que te pueden ayudar (la señal se pierde rápidamente cuando uno se aleja de las zonas urbanas), una cuerda corta, y se atentó al entorno, colabora con tus pares si lo necesitan. Al regreso a casa analiza tu salida, tanto las falencias como los aspectos positivos, esto te permitirá aprender de tus experiencias, para estar en constante mejora de tus conocimientos en la montaña.

Y lo más importante: sentirse cómodo y pasarlo bien!
Escucha y siente tu cuerpo, tus músculos, el calor, el frío, observa con atención el terreno, disfruta esa tremenda vista tan merecida a la que accederás, vive y aprovecha las emociones: la alegría que uno siente cuando llega a una cumbre después de un gran esfuerzo es una de ellas. Uno se relaja y se siente vivo, más vivo que nunca, entonces llénate de energía, esa energía positiva de estar en contacto con la naturaleza, en un lugar bello.

La montaña es un aprendizaje constante, tanto técnico como personal, te enseña a escuchar tu entorno, a respetar la naturaleza, a apreciar las cosas sencillas de la vida, y valorarte como persona.
Está todo listo entonces, aprovecha la experiencia. Y ¡ojo! el andinismo es adictivo, así es que prepárate desde ya para más aventuras! Recuerda: ¡la basura no vuelve sola!

Informes sobre el terreno y requerimientos necesarios.
Si tu destino es a la Cordillera Vilcanota, el viajero habrá firmado la HOJA DE RIESGO, esta es un formato de aceptación de las condiciones de aclimatación y terreno de la expedición, donde es muy importante las referencias de contacto familiar en caso de que se ocasione algún problema.

Descargar la Hoja de riesgo: Hoja de Riesgo

Una visita al médico.
El médico general o el especialista de un centro de vacunación internacional pueden realizar una consulta médica. Es durante esta consulta que se decidirá la elección de las vacunas y las prescripciones necesarias. La información y los consejos que brindemos no deben, bajo ninguna circunstancia, reemplazarlos.

¿Qué vacunaciones hacen?
El calendario de vacunación debe tener en cuenta la obligación administrativa que protege tanto al país anfitrión como al viajero del riesgo realmente incurrido. El carné internacional (donde se deben llevar todas las vacunas, incluso si no es obligatorio), permite saber si el viajero está protegido para el viaje planificado y nos evitará recordatorios innecesarios.

Para los viajes a la Cordillera Vilcanota no se ha requiere una vacunación obligatoria de ninguna enfermedad, pero es muy importante que usted se haga vacunaciones para asegurar su salud.

Esta recomendación debe ser moderada para los viajeros mayores, para quienes una vacuna primaria puede tener efectos secundarios.
Debe hacerse al menos 10 días antes de la salida en un centro de vacunación internacional o local de residencia.

Vacunas recomendadas
Si no se ha hecho recientemente, se puede recomendar una auditoría de la efectividad de un viejo BCG, especialmente para los niños. En todos los casos, las vacunas (o sus recordatorios) se recomiendan (y son esenciales) contra:
• Tétanos.
• Poliomielitis.
• Difteria, de la cual epidemias recientes reactualizan la necesidad.
• Tos ferina y sarampión (cuya reaparición en adultos, incluso en Perú justifica la vacunación para cualquier viaje)

Es deseable vacunarse (o inmunizarse, lo que puede verificarse mediante la búsqueda de anticuerpos protectores):
• Contra la hepatitis A (transmisión de alimentos). Si bien la enfermedad es benigna e inmunizadora en el niño pequeño, se puede ofrecer la vacunación a partir de 1 año para evitar, especialmente en caso de formas silenciosas, el riesgo, al regresar de un viaje, la contaminación en las comunidades de niños (familia y niños). guardería escuela
• Contra la hepatitis B (transmisión sexual o sanguínea). Su oportunidad, pero especialmente su seguridad, han sido cuestionadas por la publicación, en septiembre de 2004, por un equipo anglosajón (cuyo método puede ser impugnado), un aumento significativo en el riesgo de brotes de EM en personas vacunado.

A nivel práctico:
- O la persona ya ha sido vacunada y una búsqueda positiva de anticuerpos protectores la tranquilizará.
- O nunca se ha vacunado (o durante tanto tiempo que ya no está protegida) y tendrá que recordar que los únicos modos de contaminación son la sangre y la sexual. La oportunidad de otras vacunas se evaluará de acuerdo con el riesgo relacionado con el viajero (edad, embarazo, enfermedades progresivas o tratamientos), pero también la duración y las condiciones de viaje (arbusto, ciudad, comodidad, temporada).

Prepare su kit de Medicamentos
Los medicamentos a los que está acostumbrado se pueden encontrar en farmacias locales o existen con un nombre o dosis diferente.
El kit típico que describimos es, por supuesto, adaptable al destino, la duración y el estilo del viaje: el número de productos no debe ser una función del temor del viajero, sino los riesgos reales y la ausencia. o distancia de las opciones de cuidado:
• Medicamentos contra la fiebre y el dolor (dafagan, paracetamol, en lugar de aspirina).
• Anti-diarreico: apósitos intestinales y antisecretarios.
• Antiespasmódica.
• Antiemético contra los vómitos.
• Medicamentos para la acidez estomacal.
• Tratamiento antialérgico y crema contra la picazón.
• Antibióticos (tipo amoxicilina para enfermedades ORL o pulmonares y quinolona para trastornos digestivos o urinarios).
• Posiblemente, los antiinflamatorios.

Su médico le recetará las especialidades correspondientes y le dirá cómo usarlas.
Además, deberá poder encontrar en su kit:
• Solución o gel hidroalcohólico para el lavado de manos, protección eficaz contra la propagación de muchas enfermedades infecciosas. En los viajes nuestra compañía daremos a su disposición alcohol líquido para el desinfectante de las manos.
• Una gota para los ojos.
• Un antiséptico para la piel.
• Un tipo de ungüento "calmante" * Biafine, en caso de quemadura solar u otro.
• Compresas, vendas y vendas.
• Una bolsa de suturas adhesivas (* Steri-strips), fácil de usar que, de ser necesario, evitará tener que "coser" pequeñas heridas.
• Un par de tijeras, pinzas, termómetro frontal o electrónico.
• Cinta de compresión tipo elastoplast.
• Para los viajes deportivos en los que el riesgo traumático sería mayor y el tiempo más largo para llegar a un centro médico, podemos agregar al kit, sutura y guantes quirúrgicos estériles.
• Finalmente, si esta larga lista se refiere a productos que, afortunadamente, tendrá pocas oportunidades de usar, nunca olvide los productos de protección solar (protección mínima 30, para las zonas tropicales o de alta montaña), los productos contra los mosquitos y la Tratamiento antimalárico, que se discutirá más adelante (cuando sea necesario).

No tome medicamentos en formas que puedan ser alteradas por el calor (jarabes, supositorios).
Los viajeros que reciban un tratamiento normal deben tener suficiente cantidad durante un período sustancialmente más largo que la duración del viaje. En caso de tratamiento inyectable, será prudente tener jeringas estériles y un pedido en inglés o, mejor dicho, en el idioma que se habla en el país de destino.
Algunos pueden conservarse hasta el próximo viaje (verifique la fecha de vencimiento). Ya está listo para comenzar, sus vacunas están listas, vuelva a verificar que no haya olvidado nada, ni en la preparación de su equipaje, ni en la de sus documentos (haga fotocopias que mantendrá en su lugar. como originales en sus viajes locales).

RESERVACIONES



FACEBOOK

PAGUE AQUÍ CON:
Ir Arriba

UBÍQUENOS
Dirección: Q’ello Q’ello S/N, Pacchanta, Ocongate, Cusco - Perú

LLAMENOS
Teléfono de Oficina: 0051 983003505

ESCRIBENOS
Para mayor información escribenos a este E-mail: info@andestravelers.com
SÍGUENOS



Condiciones de Uso | Política de Cookies | Política de Privacidad

© Copyright 2019, Andes Travelers - Todos los Derechos Reservados.    |      Diseño Web: Publinet